by Pablomorais121 in
Reseña

Prácticamente todo el mundo conoce a los vikingos, guerreros nórdicos que aterrorizaron las costas de Europa entre los siglos VIII y XI DC, aguerridos luchadores que se acercaban a la batalla en sus emblemáticas embarcaciones y que, con su armaduras y armas peculiares, han influido fuertemente la cultura global. Que tendrán que ver con los videojuegos os preguntareis. Si juntamos a los vikingos con uno de los géneros con más variaciones en el mercado, los rogué-lite, obtenemos Bad North, desarrollado por Plausible Concept, mezcla aspectos de Tower Defensé, con la muerte con recompensas de los rogué-lite de una manera muy eficaz.

Gameplay:

En Bad North, nos convertiremos en jefes de escuadrón que huyen de la inminente invasión vikinga, mientras avanzamos por islas intentando defenderlas de embarcaciones llenas de enemigos, recolectando oro y mejorando nuestras tropas hasta llegar a la isla final.

El mapa consta de una plétora de islas que se expanden a la derecha, nuestros escuadrones disponibles, y una zona gris que representa a las hordas vikingas y que tras cada turno se ira moviendo las zonas marcadas, seleccionando a las unidades, tendremos el inventario donde mejorar sus atributos y objetos.

Cada isla está formada por un terreno que, a impresión mía, es procedural, y una serie de edificios que tendremos que defender, variando en tamaño y recompensa al defenderlos con éxito, desde casas simples hasta iglesias, a mayor tamaño más monedas al terminar, no nos olvidemos de las playas, por donde vendrán los vikingos. Las islas podrán tener alguna variación climática, como niebla, lluvia o nieve, lo cual reducirá tus posibilidades de ver a una embarcación enemiga a tiempo de preparar las tropas, por lo que aconsejo girar la cámara casi todo el rato, para poder preparar una estrategia adecuada.

Podremos llevar hasta cuatro escuadrones a cada isla, aunque empezaremos con dos, podremos conseguir más en el transcurso de la partida, casi todos empezaran siendo milicia, pero podrán ser mejorados con el oro que consigamos tras defender cada isla, ten en cuenta que después de cada isla, los comandantes estarán exhaustos y no podrás usarlos hasta el siguiente turno.

Los escuadrones se podrán especializar en tres tipos, infantería, arqueros y lanceros:

La infantería es resistente a las flechas, y hacen un buen tapón básico frente a prácticamente todos los enemigos; los arqueros son devastadores a larga distancia, pero inútiles cuerpo a cuerpo, si los pones a lo alto, conseguirás que se vuelvan maquinas anti-vikingas, mermando oleadas antes incluso de que lleguen a tierra; los lanceros bloquean caminos de manera muy eficiente, pero como les hagas moverse o no los cubras de las flechas, prepárate para una masacre.

Los vikingos irán llegando en barcos negros desde el horizonte, lo que nos permitirá más o menos prever por donde desembarcarán y prepararnos, hay hasta 8 tipos de enemigos diferentes que irán apareciendo más y más tipos según avancemos, cada uno con sus características, más o menos explotables por las clases de escuadrones.

En el mapa podremos ver islas con símbolos especiales, que contienen más escuadrones e incluso objetos, estos escuadrones pueden ser normales, estar ya ramificados, e incluso tener pasivas especiales si el estandarte tiene algún dibujo, en el caso de que el estandarte tenga una franja blanca, podremos desbloquearlo como rasgo inicial de una nueva partida.

En cuanto a los objetos, son en general bastante útiles, aunque algunos más que otro, la pena es que solo hay ocho y solo se puede asignar uno a cada escuadrón., por lo general, siempre son una buena adición a los escuadrones, y al igual que ellos, también se pueden conseguir como rasgo inicial.

Pasando a las habilidades, cada rama tiene una: La infantería puede saltar desde lo alto para caer con fuerza sobre el enemigo y destruirlo; Los arqueros lanzaran un mar de flechas a los 300 que no dejara ni un solo vikingo con vida y los lanceros cargaran hacia un lado atropellando a todo lo que ose mirar en su camino. Todas se pueden mejorar para hacerlas más fuertes.

En el caso de que la cosa se ponga chunga en la isla, podrás mandar a tus escuadrones a que se curen en alguna de las casas, teniendo en cuenta que tardaran un buen rato y que si la queman saldrán pitando, si la cosa se pone todavía peor, podréis mandar a los comandantes huir en alguno de los barcos vikingos, dando la isla por perdida.

Gracias a la Jottum Edittion, la última actualización gratuita, se implementaron los puntos de control en algunas islas y algunas mejoras más de las que ya hablé como los objetos y escuadrones desbloqueables, también se añadió la dificultad muy difícil, por si te gusta sentir cada golpe y cada baja.

La banda sonora es simplemente ideal, música estilo medieval, que te erizara el pelo cada vez que escuches las trompetas anunciar la siguiente oleada, o los árboles mecidos por el viento que preceden a la tormenta, en cuanto a efectos de sonido, se oirá cada espadazo y herida que tus soldados causen o reciban, siendo un punto más que agradable en el termino general del juego.

Gráficos y Especificaciones:

Bad North es un juego minimalista, con modelos simples al igual que los escenarios, que no destacan por su realismo, pero no os penséis que es un juego feo, eso no, las islas gozan por lo general de una estética muy lisa, que combina muy bien con el arte de estilo medieval que tiene el juego, y en cuanto se acerquen los vikingos, empezara un baño de sangre que teñirá la isla hasta el punto que sea irreconocible, llena de cadáveres y manchas de sangre en las paredes rocosas.

Bad North es un juego muy poco exigente, como veréis por sus especificaciones:

  • CPU: Intel Core i3-2100T o equivalente.
  • RAM: 4GB
  • GPU: GeForce GTX 480M o equivalente.
  • Almacenamiento: 200MB.
  • RAM dedicada: 1 GB.

Como veis, prácticamente cualquier ordenador podrá permitirse correr este juego a una resolución y frame rate más que aceptables.

Conclusión:

Pocas cosas hay más satisfactorias, que despejar un barco vikingo de soldados antes de que llegue a las costas, de sobrevivir a un asalto con tu último hombre, de enseñarle a esos vikingos quien manda en los mares, en resumen, pocas cosas hay como Bad North, su mezcla de géneros sorprende por lo bien que se mezclan, y acompañado de una banda sonora y diseño artístico más que acordes a la temática, merece cada céntimo que pagues por él.

Bad North está disponible en PlayStation 4, Xbox One, Switch,Steam y Epic Games, en este último lo dieron gratis hace un tiempo, así que si ya lo tenéis, hacedme un favor y descargarlo, si no, suele rondar los quince euros, por lo que no es demasiado caro para todo lo que ofrece.

Puedes ver su Twitter aquí.

Share Post:

Related Posts

No Comments

Leave a Reply